ZZ...“está garantizado que el contenido del blog planetazappa NO provocará condenación eterna en aquel lugar regentado por un tipo con cuernos y tridente"...ZZ

lunes, 12 de octubre de 2009

Genial irreverencia

Genial irreverencia
Marcos David Valverde


En 1969 la carrera de Frank Zappa se encontraba en un abismo caracterizado por penurias económicas, diferencias con sus músicos y bajos niveles de venta.
La irreverencia fue la característica resaltante de Frank Zappa Los tropiezos durante 1969 le habían dado a Frank Zappa razones más que suficientes para disolver el grupo con el que desde hacía varias años se encontraba componiendo, grabando y tocando, The Mothers of Invention.
La tensión había crecido durante los primero meses de ese año: las ventas de los discos alcanzaban ínfimos niveles, las penurias económicas afectaban a la banda y los músicos expresaban su descontento por la manera de actuar de Zappa, a quien consideraban un tanto autócrata.
Las condiciones estaban dadas, y Frank Zappa, autodenominado freak (raro), disolvió la banda para seguir avanzando en solitario con un nuevo estilo, adaptado al nivel de sus exigencias.
Tras agrupar a una formación de músicos adaptados a las necesidades que en ese momento expresaba, entró en el estudio para grabar el que, para muchos, es el mejor disco de rock de todos los tiempos (pese a que ese estilo sea tan sólo una pieza más del engranaje que constituyó su música).
Luego de un breve período de grabaciones, Zappa lanzó el disco que le dio el reconocimiento que necesitaba para dar continuidad a una carrera hasta ese momento un tanto accidentada.
El nombre del álbum, Hot Rats (Ratas Calientes), lanzado el 10 de octubre de 1969, condensó la ideología, el sentir musical y la irreverencia singular de Frank Zappa.

Un concepto claro


La idea que tuvo Frank Zappa antes de entrar a grabar el primer álbum bajo su nombre, fue el de una selección completamente instrumental, aderezado con matices de jazz, rock y una pizca de funk.
No obstante, pronto la idea de lanzar a través de los altoparlantes las consignas propias del músico se impusieron, y los cortes tuvieron espacio para un tema vocal: Willie The Pimp.
De esa manera la secuencia de canciones fue dándole forma al disco que hoy se conoce, y que quedó simplificado en seis grandes canciones que estaban destinadas a consagrar a Frank Zappa como uno de los grandes genios musicales de la historia.
Virtuosismo depurado
El disco Hot Rats fue lanzado el 10 de octubre de 1969. Su portada mostraba a Christine Frka, una de las pocas seguidoras del guitarrista autorizadas para interactuar con el grupo, saliendo de una piscina sin agua.
Las seis canciones tuvieron su sello particular. Peaches En Regalia, por ejemplo, estaba muy centrada en el jazz y rápidamente fue considerada la carta de presentación de su estilo.
Willie The Pimp se direccionó hacia el blues, con la ronca voz de Don "Captain Beefheart" Van Vliet, en tanto que Son of Mr. Green Genes fue orientada también por el jazz.
Little Umbrellas fue otra de los bocados del estilo freak de Zappa. La improvisación y las muestras de virtuosismo llegaron con The Gumbo Variations, canción de 15 minutos en donde lo solos de instrumentos de cuerda y viento confluyeron para crear una atmósfera única.
Finalmente, It Must Be a Camel fue el punto de relajación tras el clímax de todo el frenético disco. "Dios sabe lo que hace, escribió un libro y el libro dice que nos hizo a su imagen y semejanza, de modo que si somos idiotas Dios es idiota, y a lo mejor, también es feo", opinó en cierta oportunidad Zappa. Hoy, 40 años después del lanzamiento de uno de sus discos más prodigiosos, se puede decir que Hot Rats es sonido y semejanza de ese genio creador, como fue el hombre con ese Dios feo e idiota al que se refería.

Los incondicionales criollos

La locura que despertó Frank Zappa incluso después de su muerte, el 4 de diciembre de 1993, también se ha extendido hasta nuestro país. Uno de los personajes que puede dar fe de ello es Carlos Zerpa, seguidor del músico desde 1969. Hot Rats, por supuesto, es uno de sus discos predilectos.
"(Hot Rats) está en el primer lugar, de hecho es el disco que más me gusta, lo tengo en vinilo y también en CD (...) lo que (Zappa) hizo musicalmente abarca tantos géneros, con una completa fusión. Inigualable, complejo y a la vez sencillo... ¡nadie como él!", expresa.
Zerpa está afiliado a una hermandad mundial de seguidores de Frank Zappa, de la cual se pueden tener más referencias visitando

http://groups.google.es/group/lizta.
Su pasión también la comparte a través de este blog donde estás en este momento.
http://planetazappa.blogspot.com.