ZZ...“está garantizado que el contenido del blog planetazappa NO provocará condenación eterna en aquel lugar regentado por un tipo con cuernos y tridente"...ZZ

martes, 20 de enero de 2009

SE REEDITAN SEIS DISCOS DE FRANK ZAPPA


SE REEDITAN SEIS DISCOS DE FRANK ZAPPA
Para cabezas abiertas
Estas reediciones nacionales, que incluyen el excelente "Hot Rats", nos recuerdan que existe un culto local a Zappa.
Por: Pablo Schanton


Para cabezas abiertas y para aquellos que tengan interés en abrírsela. Frank Zappa es un GENIO." Con estas dos oraciones, el ex Almendra Edelmiro Molinari escribía una crítica de Zappa en la revista Pelo allá por 1972. Un año antes, La venganza de Chunga (70) había sido elegido "disco del año" en el mismo mensurario, gracias a votos de músicos como Molinari, Del Guercio, Billy Bond, Pajarito Zaguri y Pappo (¿tendrá algo que ver esa doble p?). Los redactores enumeraban causales para el boom zappiano: "la prolongada espera que soportaron los argentinos para conocer algo de su publicitada música, y quizás lo más importante sea los relieves singulares, liberales y antiburgueses que predominan no sólo en el pensamiento sino también en sus ácidos actos". Y concluyen que tanta adulación zappiana es "un reconocimiento al trabajo de apertura total que plantea el músico norteamericano". En 1971, además de la Venganza, el sello local Music Hall ya había editado Ratas Calientes y Las comadrejas me arrancaron la carne, hoy reeditados en compacto en la Argentina 2009.

"Apertura total": parecía que músicos y prensa se hubieran asociado para levantar la bandera ideológica de una obra que -aunque representara lo opuesto a los valores hippies vigentes aquí entonces (quizá no leían las letras)- servía para justificar la libertad artística ante cierta "complacencia" del público "progresivo". Es decir, hay un Zappa argentino, como sucede con Stones y Ramones. El culto continuó vía el Expreso Imaginario (la tapa de 1980 con un Zappa de pelo corto y Barbie desnuda); las influencias sobre la banda Bubu; el Hello Frank de Sumo; el track Cucamonga dance del Tango 4 (91) de Charly; la promoción radial de Mario Pergolini (documentada en el álbum made in Argentine Zappa en la radio, de 1997, con diseño de Rocambole); el nombre de la banda Durazno de gala (traducción nacional y libre de Peaches en Regalia); Gotan Project con su homenaje electro-tanguero a Chunga y, últimamente, ciertos momentos de Pez. Y, por qué no, el influjo desemboca en Peter Capusotto y sus videos, programa donde la sátira sobre la fauna del rock es tan zappiana.

Sólo esta larga devoción subrepticia a Frank podría habilitar que hoy, con semejante crisis de las empresas discográficas, se reediten en versión "industria argentina" un clásico como Hot Rats (69), además de Weasels Ripped My Flesh (70),Chunga's Revenge (70), Over-Nite Sensation (73), One Size Fits All (75), el doble en vivo Zappa in New York (77) y Sheik Sherbouti (79).

Los primeros tres álbumes se destacan notablemente del resto y, sobre todo, Hot Rats. En su momento, el crítico Lester Bangs le adjudicó el espíritu aventurero del disco a la presencia del "dadaísta disoluto" de Captain Beefheart, cuyo doble clásico, Trout Mask Replica, había sido producido por el mismo Zappa entre el ' 68 y el '69. El rosa, más peligroso que el de la pantera, en la tapa nos anuncia que aquí "lo lindo" tocará alturas de sublime y lo banal llegará a sonar sofisticado. Es cierto: una cierta vocación de Muzak, de música ligera para cine francés, fue detectada detrás de la riqueza de arreglos y variaciones. La gran Peaches en Regalia (con su repujado de timbres), It Must Be a Camel, Little Umbrellas y Son of Mr. Green Genes elevan motivos -que, en su genética, podrían servir para fondo de cocktail- a rapsodias bohemias de free rock, donde al verbo zapar hay que sumarle una p. Aún cuando algún solo termine autista de tan ensimismado en The Gumbo Variations, es innegable que el saxo llega al sexo, y el violín suena a una armónica tocada por Katrina (el huracán) sobre el hervidero de órgano y la fritura de los platillos. Excelente.

Weasels, co-firmado con The Mothers of Invention, es otro punto alto. Frank le explicó a revista Sounds la cita a Eric Dolphy en un track: "El grupo siempre se ha atrevido a improvisar al estilo del jazz en un contexto atonal. El problema es que el público cree que el jazz es Louis Armstrong o Blood, Sweat and Tears". Chunga's continúa lo iniciado en Weasels con menos riesgo; Over-Nite colecciona rocks sin temor a caer en la estandarización y aprovecha la histeria de Tina Turner para los coros; mientras que, en One Size, la intrincada Inca Roads es como un catálogo de "yeites progresivos" con el que un grupo menos talentoso haría varios temas. Sherbouti no superó tan bien el paso del tiempo: su burla a punks, discotequeros, Bobbies Brown que violan lesbianas, princesas judías y Peter Framptons suena arrogantemente datada, a 1979. Una incorrección política con "música irónica" que pudo escandalizar, como Les Luthiers guionado por la gente de South Park, pero ya no, ya no.

1 comentario:

Jesús dijo...

Muy buenas a todos/as los fans de este genio. Hace tiempo que escucho su música y me he decidido a hacer un pequeño trabajillo sobre el, su vida, su musica, sus letras, etc.
En breve reabriremos nuestra página web y lo pondré allí para compartir con todos vosotros.
Mientras tanto aquí os pongo una primera muestra del trabajillo.
Saludos y gracias.

http://www.youtube.com/watch?v=_gasdr6MOZo