ZZ...“está garantizado que el contenido del blog planetazappa NO provocará condenación eterna en aquel lugar regentado por un tipo con cuernos y tridente"...ZZ

jueves, 3 de diciembre de 2009

Cuando uno se aburre, por abuso.

Cuando uno se aburre, por abuso.
Guillermo


Pasa que a veces uno abusa de la música que oye, y de tanto oir a Yes, se aburre, así que se pone a oir Jethro. Y cuando ha abusado de Jethro, se pasa al viejo Génesis. Harto de este, puedes oir a Deep Purple, que cuando te halla a su vez hartado puedes dejar de lado para irte con Gentle Giant. A ese lo puedes cambiar por Chic Corea, y tras darle unas cuantas horas, cuando ya no soportes más, siempre está King Crimson. Pero entonces, cuando tu abuso de King Crimson ha llegado a niveles insostenible... ¿qué hacer?
Sólo se puede llegar a Zappa.
Y ahí comienza el temor... ¿qué haré si me harto de Zappa, si me indigesto de Zappa?
Por ejemplo, en este momento ya no me banco más ni Jazz from Hell ni Yellow Shark ni Grand Wazoo... ¿qué hacer entonces?
¡Pues escuchar The Adventures of Greggary Peccary!
Eso es lo bueno de Zappa, nunca te termina de indigestar.
Pues a mí los renacentistas me aburren bastante, así que no los he puesto en la lista. Pero los barrocos, el jazz y la "clásica" del siglo XX me aburren bastante poco. (Los románticos me aburren aún más, no así los muy postrománticos, que molan maso)
Pero el tema es que hay música con la que me siento "en casa" y es la progresiva y sus allegados. La otra puede resultarme increíblemente buena... pero me falta una cualidad afectiva que tiene que ver con un reencuentro conmigo mismo. Y eso, sólo con la progresiva. (En sentido ampliado)
Un caso particular es el de Univers Zero, que no lo conocía antes de la lista y que aún no me ha aburrido.
En realidad lo que conté no es tanto un recorrido "exacto" de escuchas.
Yo estaba en el centro, tenía que esperar a Ana una hora y media. Me puse a escuchar mientras esperaba música en un cibercafé, y sucesivamente fuí intentando infructuoso todo eso que les conté.
Respire aliviado con Night Watch, The Power to Believe II, y Fallen Angel. Pero después de Starless... ya no sabía que oír.
Y ahí pensé en Greggary Peccary, y en Studio Tan y... bueno... después me puse a escribir.
No es un texto que defina una realidad exacta, pero es precisa la emoción que describe.
Eso sí, cuando oigo una banda porque la anterior me aburrió, me hallo con que la anterior se "regenera" por lo cual nunca quedo a la intemperie total. Pero lo interesante es que en Zappa nunca me ha pasado eso.
Y cuando me pudro del Zappa contemporáneo, tengo el Zappa irónico, y si me pudro de los dos escucho Guitar, y de ese me pudro muy rápido así que termino fácilmente con Cruisin with Reuben and the Jets... y vuelta al comienzo.
Con Zappa puedo dar la vuelta, sin salir de Zappa.
La vuelta a Zappa en 80 temas.... mmm... habría que hacer una lista de 80 temas de Zappa.... ¿no?